Liber AL vel Legis

2

II

1
¡Nu! el escondite de Hadit.
2
¡Vengan! ustedes todos y aprendan el secreto que aún no ha sido revelado. Yo, Hadit, soy el complemento de Nu, mi prometida. No estoy extendido y Khabs es el nombre de mi Casa.
3
En la esfera soy en todas partes el centro, mientras ella, la circunferencia, no se encuentra en parte alguna.
4
Pero ella será conocida & yo nunca.
5
¡He aquí! los rituales de antaño son negros. ¡Que los nefastos sean deshechados; que los fastos sean purgados por el profeta! Entonces este Conocimiento se encaminará como debe ser
6
Soy la llama que arde en todo corazón de hombre y en el fondo de toda estrella. Soy Vida y el dador de Vida, sin embargo, por esto el conocerme es el conocer la muerte.
7
Soy el Mago y el Exorcista. Soy el eje de la rueda y el cubo en el círculo. Venid a mí es una palabra tonta: pues soy yo el que va.
8
Quienes adoraron a Heru-pa-kraath me han adorado, mal, pues soy yo el adorador.
9
Recuerden ustedes todos que la existencia es júbilo puro; que todos los pesares son sólo sombras; pasan & están concluidos; pero hay aquello que queda.
10
¡Oh profeta! estás de malquerer para aprender esta escritura.
11
Oh profeta! estás de malquerer para aprender esta escritura.
12
A causa de mí en Ti que no conocías.
13
¿Pues por qué? Porque tú eras el conocedor y yo.
14
Que ahora haya un velo por este sagrario; que ahora la luz devore a los hombres y los degluta con ceguedad.
15
Pues soy perfecto. No siendo; y mi número es nueve por los tontos; sin embargo con el justo soy ocho y uno en ocho: Lo cual es vital, pues en realidad soy ninguno. La Emperatriz y el Rey no están en mí; pues hay un secreto ulterior.
16
Soy la Emperatriz & el Hierofante. Así once, como mi prometida es once.
17
¡Escúchenme, ustedes pueblo suspirante!
Las penas del dolor y del arrepentimiento
Se dejan para los muertos y los moribundos
La gente que todavía no me conoce.
18
Estos están muertos, estos sujetos; ellos no sienten. Nosotros no estamos por los pobres y los tristes: los señores de la tierra son nuestros parientes.
19
¡Puede un Dios vivir en un perro? ¡No! pero los supremos son de los nuestros. Ellos se regocijarán, nuestros escogidos quien se apesadumbre no es de nosotros.
20
Belleza y fortaleza, risa cantarina y deliciosa languidez, fuerza y fuego, son de nosotros.
21
Nada tenemos con los descastados y los estragados: que mueran en su miseria. Pues ellos no sienten. La compasión es el vicio de los reyes: aplasta a los infelices & a los débiles: esta es la ley del fuerte: esta es nuestra ley y el júbilo del mundo. No pienses, oh rey, en esta mentira: Que Tú Debes Morir: en verdad no has de morir, sino vivir. Que ahora se entienda: Si el cuerpo del Rey se disuelve, quedará para siempre en puro éxtasis. ¡Nuit! ¡Hadit! ¡Ra-Hoor-Khuit! Sol, fortaleza & Visión, Luz; estos están en los servidores de la Estrella & la Serpiente.
22
Soy la Serpiente que da Conocimiento & Deleite y gloria brillante y conmueve los corazones de los hombres con ebriedad. ¡Para adorarme tomen vino y drogas extrañas desde donde hablaré a mi profeta, & me emborracharé con ellos! No les dañará en modo alguno. Es una mentira, este desatino contra el ser. La exposición de la inocencia es una mentira. ¡Sé fuerte, oh hombre! disfruta, goza todas las cosas de los sentidos y del arrebato; no temas que ningún Dios te niegue a ti por esto.
23
Estoy solo: no hay Dios donde yo soy.
24
¡He aquí! estos son graves misterios; pues están también mis amigos que son eremitas. Ahora bien no piensen hallarlos en el bosque o en la montaña, sino en lechos de púrpura, acariciados por magníficas bestias de mujeres con miembros generosos y fuego y luz en sus ojos y masas de cabello flameante en torno; ahí los hallarán. Los verán soberanos, al frente de ejércitos victoriosos, en todo el júbilo; y habrá en ellos un júbilo un millón de veces más grande que esto. ¡Cuidáos que ninguno fuerce al otro, Rey contra Rey! Amáos el uno al otro con corazones ardientes; pisotead a los hombres bajos en la feroz lujuria de vuestro orgullo, en el dia de vuestra ira.
25
¡Están contra el pueblo, oh mis escogidos!
26
Soy la Serpiente secreta enroscada a punto de saltar: en mi enrosque hay júbilo. Si levanto mi cabeza, yo y mi Nuit somos uno. Si bajo la cabeza mía y hago brotar el veneno, entonces hay arrebato dela tierra y yo y la tierra somos uno.
27
Hay gran peligro en mí, pues quien no entiende estas runas cometerá un gran desacierto. Caerá dentro del foso llamado Porque y ahí perecerá con los perros de la Razón.
28
¡Ahora una maldición sobre Porque y su parentela!
29
¡Sea Porque maldito para siempre!
30
Si el Querer se detiene y grita Por qué, invocando a Porque, entonces el Querer se detiene & no hace.
31
Si el Poder pregunta por qué, entonces el Poder es debilidad.
32
También la razón es una mentira; pues hay un factor infinito & desconocido; & todas sus palabras están retorcidas.
33
¡Basta de Porque! ¡Sea él condenado cual perro!
34
¡Pero ustedes, oh mi pueblo, sublévense & despierten!
35
¡Que los rituales se lleven a cabo como debe ser con júbilo & belleza!
36
Hay rituales de los elementos y fiestas de los tiempos.
37
¡Una fiesta para la primera noche del Profeta y su Prometida!
38
Una fiesta para los tres días de la escritura del Libro de la Ley.
39
¡Una fiesta para Tahuti y el niño del Profeta: secreto, Oh Profeta!
40
Una fiesta para el Ritual Supremo y una fiesta para el Equinoccio de los dioses.
41
¡Una fiesta para el fuego y una fiesta para el agua; una fiesta para la vida y una fiesta más grande para la muerte!
42
¡Una fiesta todos los días en vuestros corazones en el júbilo: de mi arrebato!
43
¡Una fiesta todas las noches a Nu y el placer del deleite más entrañable!
44
¡Sí! ¡festejad! ¡regocijáos! no hay miedo de aquí en más. Hay la disolución y el éxtasis eterno en los besos de Nu.
45
Hay muerte para los perros.
46
¿Fracasas? ¿Te pesa? ¿Hay temor en tu corazón?
47
Donde yo estoy éstos no están.
48
¡No te apiades de los caídos! Nunca los conocí. No estoy por ellos. No consuelo: odio al consolado & al consolador.
49
Soy único & conquistador. No estoy en los esclavos que perecen. ¡Sean ellos condenados & muertos! Amén. (Esto está en el 4: hay un quinto que es invisible & allí dentro soy como un bebé en un huevo.)
50
Azul soy yo y oro a la luz de mi prometida; pero el fulgor rojo está en mis ojos; & mis destellos son púrpura & verde.
51
Púrpura más allá del púrpura; es la luz más alta que la vista.
52
Hay un velo: ese velo es negro. Es el velo de la mujer modesta; es el velo de luto & el paño mortuorio; nada de esto está en mí. Derribad ese mentiroso espectro de las centurias: no veléis vuestros vicios en palabras virtuosas: estos vicios son mi servicio; obrad bien & os recompensaré aquí y de aquí en adelante.
53
No temas, oh profeta, cuando estas palabras sean dichas, no habrá de pesarte. Eres enfáticamente mi escogido, y benditos son los ojos que en ti han de reparar con alegría. No obstante a ti te esconderé en una máscara de dolor: quienes a ti te vean temerán que hayas caído: pero a ti yo te solivianto.
54
Ni a aquellos que vocean su desatino de que nada significas les aprovechará; tú lo revelarás: tú sacas provecho: son los esclavos de porque: Ellos no son de mi. Las pausas como quieras; ¿las letras? ¡no las cambies ni en estilo ni en valor!
55
Has de obtener el orden & el valor del Alfabeto Inglés; has de hallar nuevos símbolos para atribuirle.
56
¡Fuera! burlones; aún cuando ríen en mi honor no reirán largo tiempo: entonces cuando estén tristes sepan que los he desamparado.
57
El que es recto seguirá siendo recto; el que es inmundo seguirá siendo inmundo.
58
¡Y es más! no consideren el cambio: séran como son, & no de otra manera. Por esto los reyes de la tierra serán Reyes para siempre; los esclavos servirán. Nadie será derribado o soliviantado: todo es siempre como fue. Sin embargo, mis servidores están enmascarados: tal vez aquel mendigo es un Rey. Un Rey puede escoger su vestidura como quiera: no hay prueba cierta; pero un mendigo no puede esconder su pobreza.
59
¡Cuidado entonces! ¡Ama a todos, no sea que acaso un Rey esté encubierto! ¿Eso crees? ¡Tonto! Si es un Rey, tú no puedes dañarlo.
60
¡Por lo tanto pega duro & bajo y al infierno con ellos, maestro!
61
Hay una luz ante tus ojos, oh profeta, una luz indeseada, la más deseable.
62
Estoy enaltecido en tu corazón, y los besos de las estrellas llueven con fuerza sobre tu cuerpo.
63
Estás exhausto en la hartura voluptuosa de la inspiración; la expiración es más dulce que la muerte, más rápida y risueña que una caricia del propio gusano del Infierno.
64
¡Oh! estás sojuzgado: estámos sobre tí; nuestro deleite te cubre a tí todo: ¡salve! ¡salve! ¡profeta de Nu! ¡profeta de Had! ¡profeta de Ra-Hoor-Khu! ¡Ahora regocíjate! ¡ahora llega en nuestro esplendor & arrebato! ¡Llega en nuestra paz apasionada & escribe dulces palabras para los Reyes!
65
Yo soy el Maestro: tú eres el Santo Escogido.
66
¡Escribe & encuentra éxtasis en la escritura! ¡Obra & sé nuestro lecho en el obrar! ¡Estremécete con el júbilo de vida & muerte! ¡Ah! tú muerte será hermosa: quien la vea se alegrará. Tú muerte será el sello de la promesa de nuestro longevo amor. ¡Ven! ¡Solivianta el corazón tuyo & regocíjate! Somos uno; somos ninguno.
67
¡Aguanta! ¡Aguanta! ¡Resiste en tu arrebato; no te sumas en el desvanecimiento de los besos excelentes!
68
¡Más fuerte! ¡Sostente! ¡Levanta la cabeza tuya! ¡no respires tan hondo: muere!
69
¡Ah! ¡Ah! ¿Que siento? ¿Está agotada la palabra?
70
Hay ayuda & esperanza en otros hechizos. La sabiduría dice: ¡sé fuerte! Luego puedes concebir más júbilo. ¡No seas animal; refina tu arrebato! ¡Si bebes, bebe por las ocho y noventa reglas del arte; si amas, excede en delicadeza; y si haces algo gozoso, que en eso haya sutileza!
71
¡Mas excede! ¡excede!
72
¡Lucha siempre por más! y si en verdad eres mío — ¡y no lo dudas, y si eres siempre dichoso! — la muerte es la corona de todo.
73
¡Ah! ¡Ah! ¡Muerte! ¡Muerte! has de anhelar la muerte. La muerte a ti te está vedada, oh hombre.
74
El alcance de tu anhelo será la fortaleza de su gloria. Quien vive largo & desea mucho la muerte es siempre el Rey en medio de los Reyes.
75
¡Sí! escucha los números & las palabras:
76
4 6 3 8 A B K 2 4 A L G M O R 3 Y X 24 89 R P S T O V A L. ¿Qué significa esto, oh profeta? No sabes; nunca has de saber. Viene uno a seguir de ti: él lo expondrá. No obstante, oh escogido, recuerda de ser yo; de seguir el amor de Nu en el cielo encendido de estrellas; de reparar en los hombres, de decirles esta palabra alegre.
77
¡Oh sé orgulloso y poderoso en medio de los hombres!
78
¡Soliviántate! ¡pues nadie hay parecido a ti en medio de los hombres o en medio de los dioses! Soliviántate, oh mi profeta, tu estatura sobrepasará las estrellas. Adorarán tú nombre, inequívoco, místico, maravilloso, el número del hombre y el nombre de tu casa 418.
79
El fin de la ocultación de Hadit; y bendición & adoración al profeta de la hermosa Estrel
    Forgot user name/password