Liber AL vel Legis

3
37
A ti te adoro en la canción:

Soy el Señor de Tebas y
El inspirado predicador de Mentu;
Por mí se desvela el velado cielo.
El muerto a sí mismo Ankh-af-na-khonsu
Cuyas palabras son verdad, invoco, saludo
Tu presencia, ¡Oh Ra-Hoor-Khuit!

¡Unidad evidenciada en extremo!
Adoro el poderío de Tu aliento,
Dios supremo y terrible,
Que haces temblar ante Ti.
Los dioses y la muerte:
¡Yo, yo te adoro!

¡Aparece en el trono de Ra!
¡Abre las sendas del Khu!
¡Ilumina las sendas del Ka!
¡Las sendas del Khabs corren
¡Para conmoverme o apaciguarme!
¡Aum! ¡que esto me calme!

38
De suerte que tu luz está en mí; & su llama roja es como una espada en mi mano para impulsar tu orden. Hay una puerta secreta que abriré para instaurar tu senda en todos los cuadrantes (éstas son las adoraciones, como lo has escrito), como se ha dicho:

La luz es mía; sus rayos Me consumen:
He abierto una puerta secreta
Hacia la casa de Ra y Tum
De Kephra y de Ahathoor.
Soy Tu Tebano, Oh Mentu,
¡El profeta Ankh-af-na-khonsu!

Por Bes-na-Maut mi pecho yo golpeo;
Por el sabio Ta-nech tramo mi hechizo.
Muestra tu esplendor estelar. ¡Oh Nuit!
Acógeme en la Casa tuya,
Oh alada serpiente de luz, ¡Hadit!
Mora conmigo, ¡Ra-Hoor-Khuit!

    Forgot user name/password